Michelle Garibay: Una mujer encantadora

Mujer encantadora – 625110

Michelle Garibay: Una mujer encantadora 10 agosto, Todas sus facetas se unen para definirla como una persona fiel a su esencia. Hoy es una mujer que, a sus 25 años, ha dejado huella, pues no sólo es una preciosa modelo y una destacada profesionista del Derecho, sino que también es una voz de inspiración y una líder de opinión en diferentes escenarios. Quienes la conocemos, hemos visto cómo lo hermosa que es por fuera no se iguala a lo bella que es por dentro. A Michelle le gusta conocer gente nueva, sumarse a proyectos que beneficien a la sociedad, y demostrar que la familia, el trabajo, la espiritualidad y el cuidado personal se pueden vivir como un equilibrio desde su filosofía de vida. Gracias a esta plataforma también se ha desenvuelto artísticamente como modelo de distintas marcas de maquillaje, diseñadores de moda, calzado y joyería a nivel nacional e internacional. De hecho, soy una persona que desde chica he sido muy bendecida, pero también muy atacada. He aprendido a liberarme de las expectativas o prejuicios que otros tienen sobre mí. Michelle nos compartió que ha tenido muchas lecciones de vida, en donde le ha tocado sacar lo mejor de sí, pues el nivel de exposición que tiene muchas veces provoca daños emocionales, situación que no podríamos entender si no nos pusiéramos en sus zapatos. Por eso, la resiliencia ha sido otro factor clave para su madurez personal y profesional.

Palabras clave

Daughter el tipo de personas que llegan a una sala repleta de extraños y salen con 10 nuevos amistades, una cita de almuerzo y la promesa de ser presentado a algún influyente. El profesor de psicología de la Universidad de Princeton EE. Los rasgos faciales que hacen que te juzguen en un segundo Hay cosas como la confianza e incluso el atractivo que dependen mucho de las expresiones faciales, recalca Todorov, autor del libro Face Value: The Irresistible affect of First Impressions Valor cacial: la irresistible influencia de las primeras impresiones. Y puede tener serias repercusiones. Por ejemplo, influir en la decisión de por quién votas o en anatomía percibidos como dignos de confianza para recibir un préstamo bancario.