¿Cómo ligar?: Una guía para ligar chicas según las chicas

Flirtear con – 638407

El que no tontea en esta red social es porque no quiere. Lara Ferreiro, psicóloga y sexóloga, encuentra muchas ventajas en el hecho de encontrar el amor por esta aplicación, aunque también varias desventajas que ponen en tela de juicio cualquier confianza que nos puedan dar estos espacios on line. La sexóloga apunta que en Instagram se pueden subir todo tipo de fotos y da una ligera impresión de conocer los gustos de todos. Ventajas y desventajas de ligar on line Pero no todo es de color de rosa. Nos hacemos una idea de su vida pero muchas veces puede ser todo mentira y hay que analizarlo de manera objetiva», dice Lara Ferreiro. Para todos aquellos que las conversaciones cara a cara les produce mucho respeto, en Instagram y otras redes sociales como Tinder es tan sencillo como dar a «unfollow» o deshacer el «match». Y si te he visto no me acuerdo. Eso sí, «mucho ojo» con crearse expectativas: «Mucha gente se siente atraída por lo que ve en Instagram pero hay que tener cuidado porque se puede llegar a invertir mucho tiempo que finalmente no sirva para nada», alerta. La psicóloga advierte también de la importancia de no malinterpretar mensajes, pues muchas veces los «me gusta» no significan que esa persona busque tontear.

No te olvides de ti

Sobre todo si ya se tiene galán. No da tanta vergüenza y el lenguaje no verbal no es un impedimento». Se idealiza a la otra persona demasiado, lo que puede quedar un riesgo. Para saber si enamoriscarse con una persona a través de este tipo de mensajes es o no considerado una infidelidad cuando ya se tiene pareja, desde Platanomelón. La respuesta es clara: «usar las nuevas tecnologías para el tonteo —aunque denial haya contacto físico real— se considera infidelidad».

¿QUÉ ES LA INFIDELIDAD?

Ni tienes que aparentar ser un príncipe azul ni un personaje sacado de una novela de Jane Austen. Puede que su apariencia física les ayude, pero la personalidad sigue marcando la diferencia. Pero nosotros preferimos los consejos de los profesionales del flirteo. Denial, no nos referimos a escorts tampoco geishas, sino a personas en bares, centros comerciales y tediosas oficinas cuyos trabajos les obligan a perfeccionar el arte del cortejo.