Cómo hacer un masaje tántrico a una mujer

Como conocer mas – 440219

In English Son demasiados los hombres que ignoran uno de los rituales clave de las buenas relaciones sexuales: un masaje sin prisa, juguetón y suave de cada pulgada cuadrada del cuerpo de la mujer —no solamente en las partes que normalmente llaman la atención del hombre—. No estoy diciendo que se deben ignorar los pechos, las nalgas y los genitales; todo lo contrario. La piel contiene dos tipos de nervios sensibles al tacto. Aquellos que conocemos mejor transmiten señales de dolor; los otros transmiten sensaciones de placer. Cuando un masaje suave excita los nervios del placer, el cuerpo libera hormonas que promueven la relajación y sensaciones de bienestar y apego emocional. Estos, a su vez, contribuyen a la excitación sexual, el placer y el orgasmo.

Video Playlist

Los 15 mejores masturbadores masculinos Cuando se trata del sexo, hay todo un mundo ahí fuera por descubrir. Por eso no hay ninguna necesidad de seguir siempre un mismo patrón cheat tu pareja que se limite a unos cuantos preliminares, bordar la actitud del misionero y fin. De acción, tienes hasta 50 posturas del Kamasutra que puedes probar. Hay muchas urbanidad de innovar en el dormitorio y vamos a darte una idea para que comiences a encender la pasión desde el principio.

Si ellos irían más allá de las “caricias estimulantes” mejoraría el sexo entre parejas.

Todavía cubre técnicas de respiración, posiciones y consejos. El tantra se basa vagamente en textos religiosos que se enfocan en la espiritualidad. Se enfoca en mover la energía sexual a través del cuerpo para sanar, transformar e iluminar. Al comprender el deseo de nuestro propio cuerpo, podemos incorporarlo durante el sexo con la pareja. Una persona puede considerar dar a su pareja un masaje lento en todo el cuerpo para conocer sobre su cuerpo y ayudar a activar la energía sexual. Esto también puede becar a una persona a estar en sintonía con los deseos y deposición de la pareja. Al igual que con otra actividad sexual, si en cualquier momento una persona o su pareja se siente incómoda, la acción debería detenerse.